Archivo del blog

lunes, 30 de enero de 2017

VIAJE A BERLIN

DIA 1
Comenzamos nuestro primer día con un buen desayuno que nos de las calorías necesarias para combatir el frío Berlín de enero. A partir de ahí podemos emprender nuestra primera ruta que va a ser dirigida por un Freetour, ya que creo que es la mejor manera de empezar a conocer la ciudad y lo que es aún más importante, conocer su historia, y Berlín tiene muchísima historia que ha de ser conocida, aprendida y jamás repetida.

Nos dirigimos al punto de quedada del Freetour en la impresionante Puerta de Brandeburgo. Este es el principal punto de reunión para todos los tours, así que podrás ver a un montón de guías dispuestos a cobrarte o no por enseñarte la ciudad. Bajo nuestra experiencia recomendamos el Freetour de Sandeman´s, a través de su página web puedes reservar el tour, si no te ha dado tiempo no pasa nada esperas a que de la hora de salida y te asignan un grupo con los que recorrerás los diferentes puntos del tour, al finalizar el mismo siempre hay que dejar algo de dinero porque en realidad se lo han ganado con creces. Los sitios que visitaras serán:

Puerta de Brandeburgo: es la antigua puerta de entrada a la ciudad de Berlín. Fue inaugurada en 1791 y simboliza en triunfo de la paz sobre las armas. (Hay que verla de noche y de día)


Pariser Platz: La Plaza de París se encuentra en la Puerta de Brandeburgo, adquiere ese nombre en 1814 en conmemoración al Tratado de París firmado ese año.


Historia del Búnker de Hitler: donde Hitler se casó con su mujer Eva, se suicidó junto a su esposa y quemaron sus restos para que no fueran capturados por los rusos. Ahora forma parte de un aparcamiento


El Monumento a los judíos de Europa asesinados: también conocido como Monumento del holocausto, es un monumento que recuerda en Berlín a los judíos víctimas del holocausto. 19.000 metros cuadrados cubiertos por una rejilla cuadriculada en la que están situadas 2711 estelas o losas de hormigón. Están diseñadas para producir una atmósfera incómoda y confusa, y todo el monumento busca representar  un sistema supuestamente ordenado que ha perdido contacto con la razón humana.




Checkpoint Charlie: uno de los puntos más famosos por las continuas huidas de los ciudadanos del lado Este de Berlín, con diferentes historias. (La película El Puente de los Espías habla muy bien de estos conflictos y de la importancia de los Checkpoint) 











Universidad Humboldt: han pasado muchos de los grandes intelectuales y cientificos alemanes de los dos últimos siglos, Karl Marx o Eisntein entre otros.

Monumento conmemorativo de la Quema de Libros de 1933: lugar donde los nazis quemaron alrededor de 20.000 libros








El Muro de Berlín: No te llevan a ver el muro pintado, pero si una parte donde quedan aún restos y se puede revivir parte de su historia.


Sede de Luftwaffe: era la fuerza aérea de Alemania en la época nazi, creada en 1924. Su Propósito era apoyar la "guerra relámpago" de Adolf Hitler a través de Europa. 


Torre de TV




















El Mercado de los Gendarme: es una preciosa y amplia plaza que en navidad sirve de escenario para los famosos puestos de navidad.



Por la tarde decidimos dar una vuelta tranquilamente para ver el Reichtag, Parlamento, disfrutar de la Isla de los Museos (no teníamos tanto tiempo como para entrar a ninguno), Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, situada junto al río Sepree y  la Catedral de Berlín.



La Catedral de Berlín había sido anteriormente una Catedral Barroca en 1747 y posteriormente remodelada en 1822 en estilo neoclásico. Fue demolida en 1894 dando lugar a la actual de estilo neobarroco.  Durante la segunda Guerra Mundial fue seriamente afectada y las obras de remodelación terminaron en 1993 con un nuevo diseño de la parte superior más simple y de menos altura que el original. 

Antes de volver a casa deicidimos pasaranos brevemente por Alexanderplatz que pilla cerca de la Catedral y la Isla de los Museos, pero no nos detuvimos ya que íbamos a volver el tercer día. Atravesamos también el Barrio de San Nicolas, muy bonito y pintoresco. 


  

Así pues nos fuimos en busca de unas cervezas alemanas y de una rica cena para entrar en calor, acabamos cerca del Sony Center, un centro comercial que no te dejara indiferente por la iluminación y la arquitectura que tiene. Queda cerca de la Puerta de Brendemburgo y del Parque Tiergarten, "pulmón" de la ciudad y uno de los más grandes, formando en si mismo un distrito de la ciudad.

  

DIA 2





En nuestro segundo día decidimos ir a un campo de concentración para ver de primera mano cómo eran y hacernos una idea de las atrocidades que la humanidad puede llegar a cometer. Pensamos que por cercanía nos era más accesible ir al de Sachsenhausen.

Nos equivocamos de todas todas... porque casualmente ese día los metros no funcionaban con normalidad, ya que estaban de limpieza de los túneles, averiguarlo nos restó muchísimo tiempo, era casi imposible conectar con el otro lado de la ciudad a la hora que nosotros teníamos planeada y nadie hablaba inglés por allí, puesto que solo había una limpiadora que viendo que no nos movíamos del sitio esperando algún metro nos intentaba decir que es que no vendría hasta pasado bastante tiempo y que cogiéramos otra alternativa. Finalmente dimos muchísimas vueltas pero llegamos a la estación de tren para dirigirnos a Oranienburg. Allí puedes coger un autobús o bien ir andando, nosotros esperamos el autobús porque estaba lloviendo y nuestra inteligencia no nos dio para coger un paraguas ese día y no había opción de comprar alguno, además teniendo en cuenta de que la visita sería al aire libre queríamos mojarnos lo menos posible, al menos por el momento.

Por fin conseguimos llegar al Campo de Sachsenhausen, después de un buen rato esperando el autobús (hoy no dabamos una con los transportes). Lavisita a Sachsenhausen lleva como minimo 5 horas. Una vez allí hay que acudir al centro para visitantes, hacerte con el folleto y mapa y alquilar la audio guía, disponible por 3 euros, podrás experimentar mejor lo que sufrieron los prisioneros del campo, aquellos que fueron criminales, opositores al régimen, homosexsuales, judíos, comunistas, testigos de Jehová y soldados rusos. El terror se impregna en los muros de algunos de los barracones aún en pie.



 

Todo lo que nos costó llegar al Campo de concentración nos costó salir y volver a Berlín. Los autobuses de vuelta jugaban al despiste y todos y ninguno parecían llevarnos de vuelta a la estación. Finalmente decidimos unirnos con un grupo de estudiantes italianos para volver andando ya que los autobuses siempre decían que era el siguiente el que nos llevaría de vuelta, nunca era así. Aquí empezamos otra odisea, porque ya sin luz, puesto que se nos hizo de noche,  parecía que nos habíamos perdido y que nunca llegaríamos a ningún tren, se nos hizo eterno e imposible, pero finalmente conseguimos volver a Berlín. A pesar de todo mereció la pena la visita, aunque hubiéramos perdido el día entero en realizar solo esa actividad y descartar más cosas que teníamos previstas para ese día.









DIA 3


Nos vamos de paseo por diferentes zonas de Berlín.
Empezaremos el día en búsqueda de los 8 Patios Judíos conectados por pequeños pasajes, situados al noroeste del centro histórico Mitte junto a Hackescher Mark paseamos por toda esa zona y llegamos a Volksbühne.

Como el día anterior nos quedamos con ganas de andar, cogimos la Avenida Karl Marx y nos la pateamos entera hasta el punto que comunica con el famoso Muro de Berlín, casi una hora andando, pero finalmente llegamos a East Side Gallery y pudimos dejarnos impresionar por los 1,3 Km de East Side  Gallery y sus obras de arte plasmadas en forma de grafitti en el conocido Muro. Finalizamos en el Puente de Oberbaum, que sirve de unión entre los barrios de Friedrich y Kreuzberg y aprovechamos para ver un poco la zona.


         

Por último, decidimos darnos un paseo por el centro de Berlin de noche y sumergirnos en la ciudad y en todo lo que nos puede ofrecer, convirtiéndose en el perfecto y gran museo de historia que en si misma la ciudad ya es. Nos fascino la gran capacidad de recuperación de los alemanes, y el haber aprendido de los errores del pasado, transformando a sus ciudadanos en personas amables y siempre disponibles a echarte una mano ante cualquier situación. 
Sabemos que vamos a volver a Berlín, porque se nos quedan muchas cosas pendientes de esta magnifica ciudad, y sabemos que no será en invierno ya que hace mucho frío y nos gustaría poder disfrutarla como lo hacen ellos, saliendo a las terrazas a tomarse una buena cerveza alemana y un delicioso currywurst .

sábado, 28 de enero de 2017

@passport_to_your_dreams

Búscanos por Instagram, nuestra red social mas activa. Allí veras todas las fotos del blog y muchisimas mas, todas hechas por nosotras. Esperemos que te guste!

@Passport_to_your_dreams

jueves, 19 de enero de 2017

Verona

Después de visitar Venecia ( en post anteriores lo tenéis,Post Venecia ) Nos dirigimos hacia Florencia pero en el camino nos paramos un día con su respectiva noche en Verona. Se encuentra a tan sólo una hora y media de la ciudad de los canales en tren así que esta bastante cerca para poder visitarla.
Llegamos bien temprano para poder aprovechar el día, nuestro hotel se encontraba cerca de la Piazza Bra donde se encuentra el Anfiteatro Arena de Verona. Así que después de dejar las maletas nos dedicamos a perdernos por la ciudad.

Nos fuimos por la Vía Mazzini que es la calle comercial donde se encuentran las tiendas más famosas y de marca. Al final llegamos a la Piazza delle Erbe llena de restaurantes y puestecitos de regalos. En dicha plaza vemos la Torre mas alta de la ciudad Torre dei Lamberti en el que se puede subir por unos 4.5€.






De ahí fuimos a ver la casa de Julieta llena de turistas y lugar emblemático. Esta era la casa de los Capuleto ( Capuleti) familia de la heroína de Shakespeare. No llegamos a entrar, vimos su famoso balcón que se añadió por intereses comerciales puramente ya que no se sabe exactamente que existieran romeo y julieta en la vida real,le tocamos la teta a la estatua de Julieta como dicen las leyendas que da buena suerte y dejamos nuestros nombres en su muro de la entrada. 





De ahí nos dirigimos al Puente de piedra que separa la ciudad en dos  por el ri Adigio y que te lleva al mirador en la colina de San Pietro. La vistas son fantásticas y que no te asusten las numerosas escaleras en menos de 5 minutos estarás arriba y todo esfuerzo habrá merecido la pena.







De ahí fuimos recorriendo la orilla externa río hasta llegar al Puente de Scaligero un puente medieval precioso que es la continuación de Castelvechio que no pudimos visitar este castillo por dentro por las horas que se nos hicieron. 



De ahí llegaba el momento de que cenar y donde. Paramos en una bodega típica italiana y nos tomamos unos vinitos tan buenos que tiene este país en uno de sus bancos de la calle. ( A mi particularmente este plan me encanta, una copa de un buen vino, buena compañía, una calle agradable  ...ver a la gente pasar y una buena conversación)

Por el camino nos encontramos la casa de Romeo en un callejon escondido en la ciudad, no tiene tanta expectación como la casa y tumba de Julieta pero me gusto encontrármelo.


Casa de Romeo.



A la mañana siguiente, despertándonos bien temprano nos fuimos a ver lo que nos faltaba en la ciudad. Lo primero fue visitar el arena unos 8euros, como no he ido a Roma la verdad que tenia ganas de visitar un anfiteatro romano. La noche anterior hubo un concierto y aun seguía montado parte del escenario pero aun así es impresionante.




Por ultimo fue irnos a visitar la tumba de julieta que se ha localizado en el Monasterio San Francesco in Corso.




Después de esta escapada a Verona la ciudad de Shakespeare, Romeo y Julieta nos fuimos en tren una vez más camino a Florencia ( a unas 3 horas) y el billete nos salió por unos 25 euros, encontrado en una pagina llamada Goeuro ( muy buena para adquirir los billetes de tren y autobús por Europa, la hemos usado varias veces, sobre todo en este viaje y nos fué genial)  post que comentaré más adelante.


Fdo: Marta