Archivo del blog

jueves, 22 de diciembre de 2016

Durham

¿Vives en Inglaterra y no tienes planes para este fin de semana? Te proponemos una solución: visita Durham, Patrimonio de la Humanidad desde 1986.  Durham fue fundada en el año 995 por unos monjes que la eligieron como enclave para construir una iglesia para que descansaran los restos de San Cuthbert de Lindisfarne y aún guarda en sus calles y rincones la esencia medieval de la época. El condado de Durham fue históricamente conocido por ser uno de los principales puntos en la industria del carbón. Elegido por el rey Guillermo en 1066 como enclave estratégico en su lucha contra los escoceses.



Nuestra pequeña escapada de fin de semana comienza viajando desde Manchester a Durham en coche, uno de nuestros amigos que nos acompañaba tenía coche, así que en cuestión de algo más de dos horas, nos plantamos en esta pequeña ciudad situada al noroeste de Inglaterra.
Viajamos en enero, con un frío de los que congelan por dentro y te hacen temblar hasta las uñas, pero si te abrigas bien y te calzas unas buenas botas podrás disfrutar de un paisaje que es simplemente espectacular, además estaba todo nevado dándole aún más esplendor a las vistas de esta hermosa ciudad.

Reservamos en la típica casa de huéspedes de carretera con un toque muy inglés y con unos desayunos que quitaban cualquier síntoma de frio, ya que sus calorías hacían que entraras en calor al menos por unas horas. El sitio se llamaba Three Horse Shoes, creo que el sitio ha sido renovado y hayan subido el precio, pero nunca esta demás echarle un vistazo por si sale rentable.



¿Qué se puede visitar en Durham?
Durham está construida sobre una colina, en la parte alta conocida como la Palace Green esta uno de los mayores atractivos de esta ciudad, es su catedral. Fue fundada en 1093. Es junto al castillo de esta misma ciudad Patrimonio de la Humanidad por ser ejemplos de arquitectura normanda en Europa. Desde lo alto de su Torre - con 66 metros de altura y 325 escalones- se pueden observar unas vistas impresionantes de la ciudad. 


El Castillo de Durham también situado en lo alto de la colina, ocupado desde 1840 por el University College de la Universidad de Durham, esta elevado sobre el río Wear. Quizá haya sido escenario de algunas películas, no lo sé, sino ha sido así podría serlo, ya que se conserva en perfecta condiciones y te imaginas como pudo haber sido la vida de entonces. También podrás encontrar el edificio de la Biblioteca universitaria y las antiguas casas medievales Almshouses.

Pasear por la orilla del rio Wear, es altamente recomendable tomarse unas horas para hacer un recorrido a través de los caminos que rodean el río de la ciudad de Durham. Pasear e ir viendo ese paisaje tan mágico y encontrarse con construcciones antiguas en un entorno natural. A través de las sendas podrás llegar al puente de  Framwellgate Brisge, The Boat Club y disfrutar de la tranquilidad del río y la posibilidad de realizar hermosas fotografías.

No te podrás perder la Iglesia de St. Nicholas ya que esta situada en la Plaza del Mercado en el centro de la ciudad, econtrarás también eñ edificio del Ayuntamiento y el Mercado de la época victoriana. Perderse por las calles de esta ciudad es lo que mejor puedes hacer, ya que cada rincón te teletransporta a la época medieval y a imaginar las historias que cuentan los libros. ¡Disfrútala!







No hay comentarios:

Publicar un comentario